El capitán Cunqui y sus marineros llegan a la unidad de Hospitalización de Pediatría del Hospital Álvaro Cunqueiro

Es una gran ilusión poder poner nuestro granito de arena en proyectos que contribuyen al bienestar de las personas, y más si cabe, de los más pequeños. Desde el Grupo Iberconsa, queremos compartir esta iniciativa con nuestros clientes y proveedores que, de manera indirecta, también han colaborado en ella.

Desde hace unas semanas, los pasillos, las habitaciones y la unidad de pediatría, en general, del Hospital vigués Álvaro Cunqueiro se han convertido en un lugar más amable, gracias a dibujos en sus paredes que ayudan a los pacientes a identificar sus emociones, comprenderlas y poder expresarlas como parte de la terapia. El responsable de dicha misión es el Capitán Cunqui, que está acompañado de toda su divertida flota marina: el Pez “Soñico”, cansado y somnoliento; el delfín “Alegro”, juguetón y extrovertido; la estrella de mar “Meda”, desconfiada y asustadiza; el cangrejo “Furio”, malhumorado y distante; y la Almeja “Ostriña”, tímida y tristona. Todos ellos van a contribuir a que los pacientes más jóvenes tengan una experiencia menos difícil en su paso por el centro hospitalario. De ahí la emoción de toda la Familia Iberconsa por poder contribuir en esta iniciativa, que, sin duda, va a convertirse en modelo para otras unidades de hospitalización pediátrica de España.

Desde el hospital han mostrado la alegría por “tener un espacio más cálido y adaptado a las necesidades del niño y sus familias”, un sentimiento que compartimos.  Un espacio que ya cuenta con una pandilla de marineros de lo más especial que se convertirán en la mejor compañía para los jóvenes pacientes.